Extremadura: 924 66 32 82 | Castilla la Mancha: 925 27 87 92

Profesionalización y rejuvenecimiento de la mano de obra, los grandes retos del sector.
Profesionalización y rejuvenecimiento de la mano de obra

Profesionalización y rejuvenecimiento de la mano de obra, los grandes retos del sector.

Los indicadores muestran un año positivo: 2018 cierra con el mejor dato de afiliación a la Seguridad Social desde 2011, las empresas medianas aumentan en un 16,7%, la licitación en obra civil se incrementa en un 37,6% y las hipotecas sobre vivienda crecen un 10,3%, según datos del Observatorio Industrial de la Construcción.

Cuando se cumple un año de su nacimiento, elObservatorio Industrial de la Construcciónpublica hoy su completoinforme de balancesobre el sectoren 2018, donde se concluye que la construcción continúa en la senda de la recuperación, pero de forma desigual y con unos niveles muy alejados a los alcanzados antes de la crisis.

En términos generales, laaportación de la construcciónal PIBacumula dieciséis trimestres consecutivos de crecimiento interanual, desde el primer trimestre de 2015, y está aproximándose a los niveles que presentaba en 2011. De esta manera, elValor Añadido Bruto de Construcciónrespecto al PIB, en el conjunto de 2018, es de un 5,8%, dos décimas más que hace un año.

Entre los indicadores analizados que demuestran la buena racha del sector se encuentran los relacionados con el empleo. La cifra detrabajadores afiliados a la Seguridad Socialfue en 2018  de 1.193.573, lo que supone un incremento del 6,7%. Desde el año 2015 se experimentan tasas de variación interanuales positivas, siendo 2018 el año de mayor crecimiento, con cifras cercanas a las del año 2012. Destaca que en el Régimen General, la variación interanual fue de un 9%.

Otro de los datos que confirman el avance en la mejora delmercado laboralviene de la mano de laEncuesta de Población Activa (EPA): el número de ocupados en el sector fue en 2018 de 1.221.800, la mayor cifra desde el año 2011, creciendo un 8,3% con respecto al año anterior.

La buenaevolución del empleoestaba acompañada también con cifras positivas de creación de empresas. El número de empresas  inscritas en la Seguridad Social en el año 2018 fue de 124.484, con una variación interanual del 4,5% respecto a 2017. Asimismo, el mayor crecimiento se experimentó entre las de 50 a 249 trabajadores, con un aumento del 16,7%, junto con las de 250 a 499 trabajadores, con un subida del 16,4%.

Buenos datos también en licitación, visados e hipotecas

Con respecto a las cifras de licitación de obra pública, el informe recoge una cierta mejoría. Los datos publicados porSeopanmuestran que la licitación en 2018 asciende a 16.763,8 millones de euros, lo que supone un incremento del 31,8% en comparación con 2017. Desde elObservatorio Industrialse apunta a que la licitación “debería asentarse en una estrategia pública planificada de creación y conservación de infraestructuras con vocación de continuidad y complementar su financiación con la colaboración público-privada”.

En lo que se refiere a laedificación, y según los datos delMinisterio de Fomento, los visados autorizados de obra nueva para uso residencial en España alcanzaron las 100.733 unidades en 2018, lo que representa un aumento del 24,7%. Sin embargo, durante el año 2018 se registraron en España un total de 345.186 hipotecas sobre viviendas, lo que supone un 10,3% de incremento respecto al año 2017, encadenando cinco años de crecimiento, después de siete consecutivos de bajadas. No obstante, lashipotecas de viviendasde 2018 representan menos de la mitad de las registradas en 2008, concretamente un 41,3%, y el importe medio solicitado es un 11,4% inferior al de 2008.

Retos clave: profesionalización y atraer a los jóvenes

El informe delObservatorio Industrialconcluye que para continuar en el camino de crecimiento es necesario afrontar dos grandes retos. Por un lado, laprofesionalización del sector. El texto indica que la proporción de trabajadores con un nivel de Educación primaria o inferior se ha visto reducido en los últimos diez años de una forma considerable, y se demuestra que, ya no cualquier trabajador sin cualificación puede acceder al sector, sino que los requerimientos para trabajar en la construcción pasan ahora por la profesionalización.

Sin embargo, elObservatorioalerta de que es urgente mejorar la oferta en la formación profesional reglada, con ciclos formativos conectados con el mercado laboral, que respondan de una forma ágil a las demandas de las empresas y con una proyección laboral interesante para los jóvenes.

El otro de los grandes retos está directamente conectado y se trata de afrontar el necesariorejuvenecimiento de la fuerza de trabajo del sector, atrayendo a los jóvenes. Hace diez años el porcentaje de jóvenes menores de 35 años que trabajaban en el sector era del 42%, mientras que en 2018 ese porcentaje fue del 19%; además, apenas un 9% tiene menos de 30.

FUENTE: Infoconstrucción.es